miércoles, 13 de enero de 2010



Enseñanzas que recibe la niñez cubana.


En Cuba se les enseña a los niños que la “revolución” es lo mas importante, mas aun que la familia, se les enseña a delatar hasta sus propios padres y hermanos, en la escuela se les enseña que no existe Dios, y a refutar la existencia de Dios. Se les inculca a que imiten el ejemplo del Che que fue un asesino sediento de sangre, un hombre cruel, lleno de odio y delirio de grandeza. Desde la mas tierna infancia se les enseña a ser hipócritas y a decir lo que es mas conveniente en cada lugar, aunque sea mentira.

Los niños aprenden desde pequeños que el cubano en Cuba es un ciudadano de segunda clase y que lo mejor que pueden hacer es irse tan pronto puedan de aquel país, o unirse a los lacayos del régimen. No se les enseña a pensar con independencia sino a seguir lo que diga la “revolución”, en Cuba es famosa la frase “con la revolución todo, sin la revolución nada”

Dice la letra de una canción infantil cubana:

- niñito cubano,
que piensas hacer,
- un mundo mas justo,
 que el mundo de ayer

 Sin embargo en ese “mundo mas justo” de ellos, impera la envidia, el hambre, el disimulo, la mentira, el robo, la hipocresía, la intolerancia, y las niñas sueñan con crecer y ser jineteras o al menos casarse con un “yuma” que las saque del país.