miércoles, 29 de septiembre de 2010



Capitolio Estatal de Carolina del Norte

El Capitolio Estatal de Carolina del Norte se encuentra en la capital del estado Raleigh, en el centro, mejor conocido como el Downtown. Este edificio esta considerado entre los edificios cívicos mas finos y mejor conservados de la nación. Terminado en 1840 este es reconocido como uno de los Sitios Históricos Nacionales mas importante, ya que este sitio se encuentra muy ligado a la historia de Carolina del Norte y de los Estados Unidos. Por ejemplo fue allí mismo, en una mesa que aun se conserva que fue escrita la carta de secesión de Carolina del Norte de los Estados Unidos y que empujo a Carolina del Norte en la guerra civil.
En 1831 el Capitolio original fue totalmente destruido por un incendio. Dicho incendio también destruyo la estatua del primer presidente de Estados Unidos, George Washington, la cual nunca pudo ser reparada.
La Asamblea General de los años 1832-1833 ordeno que el nuevo Capitolio fuera reconstruido como un edificio mas grande pero manteniendo la semejanza de la vieja Casa de Gobierno. Es decir, un edificio en forma de una cruz con una rotonda central coronada por una cúpula circular. Dichos planos fueron seguidos por varios arquitectos hasta finalizar con la estructura que hoy aun se encuentra en pie.
El Capitolio sirvió también como la Casa de Gobierno hasta el año 1888 cuando la Corte Suprema del Estado y la Biblioteca Estatal se mudaron para edificios separados. Hoy en día la gobernadora Bev Perdue junto con su personal mas allegado, ocupan las oficinas localizadas en el primer piso del Capitolio.
El Capitolio tiene tres pisos dedicados a distintas funciones. El primer piso cuenta con una replica de la estatua de George Washington, plaquetas y bustos en honor a personas importantes y eventos significantes en la historia de Carolina del Norte. La Cámara de Representantes y la Cámara de Senadores están ubicadas en el segundo piso del edificio. En el tercer piso se encuentra una recreación del Cuarto de la Biblioteca Estatal. Ambas cámaras y el cuarto de biblioteca ya no se encuentran en uso, sin embargo, están abiertos para que el público pueda conocer mas sobre ellos.
Es así que cada pared y rincón del Capitolio esta impregnado de historia aguardando a ser descubierta por las personas que día a día deciden visitar este lugar.