viernes, 24 de junio de 2011



San Fan Kong y la religion china en Cuba

San Fan Kong, el chango chino
La religión del pueblo chino es una religión politeísta con elementos de chamanismo y profundamente influenciada por el budismo, el confucianismo y el taoísmo.
En las encuestas del gobierno chino la mayoría confiesa ser budistas ó taoístas, pero lo cierto es que las creencias de los chinos son muy sincréticas, es decir son una gran mezcla de distintas religiones y costumbres, que también se adaptan a la cultura del pueblo donde viven. Los chinos creen en multitud de Dioses, lo que se conoce como politeísmo, además de que veneran a sus ancestros y a dioses naturales e incluso a astros como la luna y el sol, extrayendo del budismo, el taoísmo y el confucionismo gran parte de su doctrina espiritual. En muchos casos, santos taoístas, Budas y dioses chinos se entremezclan con la Brujería y la magia realizada por parte de hombres y mujeres especializados.
En Cuba Kuang Kong, que fue un general chino, héroe de la Guerra de las Tres Coronas durante la dinastía Han es venerado como un santo conocido en Cuba como San Fan Kong. Su imagen tradicionalmente viste de sedas rojas, porta un gran sable y es poseedor del fuego eterno; sus devotos buscan en la figura de San Fan Kong, la luz de un fuego que no arde y nunca se consume. Todos estos símbolos y atributos fueron asociados a Changó, el famoso Alafín de Oyó (Señor del Palacio) el rey de reyes de la religión afrocubana, quien también se sincretisa con la religión católica donde se le asocia con Santa Bárbara.
En el barrio chino de la Habana, único en toda Cuba, aun hoy se pueden encontrar imágenes de San Fan Kong, quien según cuenta la leyenda apareció por primera ves en la isla como un espíritu que poseyó a un colono chino radicado en Cuba, llamado Chun Lí. Se le reveló como un príncipe viajero dador de buena fortuna a los buenos hijos que aun en tierras lejanas recuerden el hogar abandonado y lo reverencian. Desde entonces muchos chinos cubanos lo adoran como un santo y le tienen un lugar de honor al lado de buda y sus ancestros familiares. San Fan Kong viene siendo como la versión china de Chango o de la Santabarbara. Así son las cosas en Cuba, todo se mezcla, se reutiliza, aquí dirían que se recicla. En Cuba las religiones también se adaptan, se aplatanan, se criollizan y se reinterpretan. Por eso usted puede ver que una misma deidad, se nombre para los chinos San Fan Kong, los blancos la adoren como a Santabarbara y el resto lo imaginan como Chango. Si usted no es cubano, es comprensible que no lo entienda, pero así es y así funciona, la religión en Cuba.