viernes, 1 de julio de 2011



La sonrisa y la felicidad

Hablando sobre la sonrisa el Dalai Lama dijo:

Sonríe¡¡¡¡Aunque tu sonrisa sea triste porque mas vale una sonrisa triste que la tristeza de no poder sonreír¡¡¡


Los cubanos por naturaleza somos personas alegres, muy dados al chiste, a la jarana y a la risa. En Cuba a pesar de todo, la gente sonríe y se burla de sus propias desgracias. Dicen los que saben, que la sonrisa tiene múltiples beneficios, cuando sonreímos se relajan nuestros músculos faciales y lucimos mejor, además de que nos sentimos mejor.
Una sonrisa siempre provoca un buen efecto en cualquier actividad que desarrollemos. Pedir algo por favor, y acompañarlo de una sonrisa, produce un efecto muy positivo en la otra persona, esta actitud positiva nos beneficia en nuestras relaciones con los demás.
La sonrisa, es nuestra mejor cara, nuestra mejor expresión, la que nos abre muchas puertas, la que genera aptitudes positivas y la que nos suaviza el camino para llegar a los demás. Incluso, la sonrisa puede mermar el efecto de algún error o equivocación que tengamos.
Mantener una actitud positiva ante la vida es la clave para realizar todo lo que nos proponemos, y es que el buen humor es la mejor energía que podemos tener, ya que sale de dentro de nosotros e incita nuestra voluntad para que llevemos a cabo una cosa u otra.
Se sabe que las personas con buen humor viven más, y es que la risa es una de las mejores terapias que existen para mantener una buena salud. Aunque muchas veces no reparamos en ello, el buen humor está directamente relacionado con nuestra calidad de vida.
La alegría hace que nuestro cerebro segregue una serie de hormonas que ayudarán al buen funcionamiento del organismo regulando algunos trastornos y ayudando a mejorar otros. Por todas estas razones es importante mantener siempre una sonrisa.

0 comentarios: