jueves, 22 de septiembre de 2011



Mala experiencia culinaria

Hace un par de días salí a comer con mi familia al restaurante cubano Carmen's Café, en Morrisville. De inicio me extraño que el lugar estuviera completamente vacío, no había un alma, solo los trabajadores. Para comenzar los jugos de pina estaban sumamente aguados, y mas de la mitad del vaso era hielo.
Como se demoraron en traer la comida, para cuando la vinieron a traer, el mesero, advirtió que nos habíamos bebido los jugos y pregunto si queríamos mas, a lo cual por su puesto accedimos. Nunca nos dijo que los jugos no tenían refill, en total consumimos 6 jugos que a 2.50 costaron un total de 15 dólares.
Cara de insatisfacción de mi hija
Los dos platos de camarones que pedimos, a pesar de costar 13.95 cada uno, no tenían mas de 6 camarones literalmente y bien contados. El lechón asado estaba seco y carente de sabor. La vaca frita, igual seca y dura, parecía del día anterior.
Pero lo mas interesante estaba reservado para el final, la cuenta, donde como apreciaran en la foto dice Gratuity 16.81, que nos explicaron es de carácter obligatorio y no negociable.
Conclusión, salí de allí molesto, decepcionado, apenado con mi familia que no son cubanos como yo y a quienes siempre trato de inculcar que ser cubano es un orgullo.
Segunda conclusión, el trato es mediocre, la comida es mediocre y cara, la propina es obligada y en mi caso fue como si hubiese invitado a comer a alguien más. Por lo tanto, no me ven mas el pelo, allí no regreso mas nunca.
Recibo del Carmen's
Creo que es muy posible que los cubanos que llevan mas tiempo por estos lugares y que quizás conozcan personalmente al dueño, tal ves les tengan otra consideración y los traten mejor.
A quienes no han ido, no se los recomiendo, si quieren comida cubana, mejor vallan al Havana Grill de Cary, al Old Havana Sandwich Shop de Durham o al Oakwood Café en Raleigh. Si es que están en los alrededores del aeropuerto, mejor vallan a Cracker Barrel, o a Hoteers para que experimenten algo diferente.
Me arrepiento amargamente de haber ido a este restaurante, de haberme imaginado algo así, mejor hubiese ido a cualquier Golden Corral,  hubiese quedado mas satisfecho, hubiese comido frutas, postre y hubiese pagado casi la mitad del precio y hasta hubiese ahorrado gasolina y tiempo de viajar hasta Morrisville. Fuimos cinco personas y gastamos 110 dolares, en un Golden Corral, que cobran aproximadamente 10 dolares por persona hubiésemos gastado cincuenta y pico.

1 comentarios:

Odalis dijo...

Que mala honda, la propina no debe ser exigida, mucho menos una cantidad exacta y tan alta.